Marilyn Monroe




Era una persona impulsiva, que se dejaba llevar más por los sentimientos que por la razón (inclinación), lo que le llevaba a ser irreflexiva (contención). Además era una persona muy versátil, a la que le gustaba realizar demasiados proyectos que no le permitian ver las cosas con claridad (choques de pies y crestas), no tiene fuerza entre sus impulsos y la realización de los proyectos.

Los márgenes nos muestran que pese a su impulsividad, en ese momento, tenía dificultades para encarar el futuro, quizá porque barajaba demasiadas posibilidades que le hacían incapaz de llevar a cabo sus proyectos.
Era una persona enérgica, pero con tendencia a complicarse la vida, ya que perdía sus energías en tareas poco productivas, lo que hacía que fuera poco práctica (mayúsculas exageradas y bucladas con una letra complicada).

Daba mucha importancia a las cosas materiales y pensaba que parte de la felicidad consiste en las cosas materiales que puede poseer.

Tenía mucha sensualidad y un gran erotismo (se recrea en lo erótico, debido a las bajadas).

Aparentemente tenía una autoestima fuerte, pero en su interior, se sentía insegura (mayúsculas). Le costaba mostrarse tal y como era (óvalos), era coqueta y apreciaba el reconocimiento de los demás, porque valoraba más la opinión de los otros, que la suya propia (subraya firma y 1º monte de la M de la firma).

Tenía dificultad para afrontar conflictos y un sentimiento de estar presa en una vida que no deseaba.