Analisis grafológico de la escritura de Santiago del Valle: respeto hacia lo demás,sexualidad y honestidad

Algo muy significativo de esta escritura son los óvalos. En grafología el óvalo significa el YO, es decir la parte más íntima de nuestro ser.

Matilde Ras, que fue una de las precursoras de la grafología en España, decía que el óvalo es la pista más segura para observar lo más escondido de la personalidad.

Como decía los óvalos de esta escritura están deformados, lo que nos muestra un rasgo de apropiación indebida, en el sentido de que no respeta los limites de los demás, sintiendo indiferencia por el resto de las personas. Se apropia del espacio ajeno y de todo aquello que necesita, despreciando así, cualquier normal moral o de comportamiento, poniendo por encima de esto sus intereses. Esto mismo se vería reforzado por la mezcla de mayúsculas con minúsculas, como vemos en la palabra GIJÓN, por ejemplo.




También es destacable su falta de empatía, que le hace una persona que se muestra impasible ante los sentimientos de los demás, no demostrando ningún cambio en su actitud afectiva.
En caso de haber sido empático lo podríamos haber observado en la inclinación, siendo en este caso ligeramente invertida y con poco movimiento en su inclinación, que es podría de personas un alto grado de empatía.

Hay que destacar la importancia de la letra “g”, que es la letra de la sexualidad compratida en grafología.

Podemos ver que se trata de una letra poco evolucionada, casi infantil que nos marcaría que es una persona anclada al pasado, este rasgo se vería reforzado con los rasgos iniciales prolongado que se muestra en las letras, “e” y “t”.







El tamaño recortado de la parte inferior de “g”, nos indica que es un sujeto acomplejado sexualmente. Siente cierto grado de represión sexual, probablemente debido a que sabe que sus fantasías sexuales son contradictorias al mundo en que vivimos.

Y por último, teniendo en cuenta la lectura del texto, nos llama mucho la atención el lapsus calami que comete al describirse, cuando dice, YO SOY SIMPATICO.





Un lapsus calami, es el sinónimo en grafología del lapsus linguae en psicología.

Por tanto se trata de un error o tropiezo involuntario e inconsciente al escribir, cambiando por tanto la forma de escribir que utiliza regularmente, al costarle escribir algo contrario a sí mismo o que le provoca una situación de estrés o nerviosismo.

Por ello, podemos decir que al describirse, le traiciona el inconsciente y cambia su forma de escribir, desligando completamente las letras de la palabra y aumentando ligeramente el tamaño, lo que nos indicaría que le cuesta hacerlo, posiblemente porque no está diciendo toda la verdad.