PIEDRA ROSETTA




 
La Piedra Rosetta, parte fundamental para el estudio del origen de la escritura.
 
En ella aparece un decreto publicado en Menfis en el año 196 a.c realizado en nombre del faraón Ptolomeo V.
Lo curioso de este decreto es que en él aparecen tres escrituras distintas:
 
El texto superior en escritura jeroglífica,.
La parte intermedia en escritura demótica
Y la zona inferior en antiguo griego.
 
Debido a este detalle y gracias a que esencialmente presentan casi el mismo contenido en las tres inscripciones, esta piedra facilitó la clave para el entendimiento moderno de los jeroglíficos egipcios.
 
En su origen estaba situada en un templo, siendo trasladada durante la época palocristiana o la Edad  Media y finalmente usada como material de construcción en un fuerte cerca de la localidad de Rashid (Rosetta), en el delta del Nilo.
Allí fue hallada en 1799 durante la campaña francesa en Egipto, y cuando esta fue derrotada en 1801 por las tropas británicas, la piedra acabó en posesión inglesa, siendo transportada a Londres y expuesta al público en el Museo Británico desde 1802, donde es una de las piezas mas visitadas.